Alfaro-Arnedo

 

Cuando fueron expulsados los judíos, sus cementerios se convirtieron en campos de pastoreo y las lápidas ven­didas como piedras siendo destinadas a usos diversos. Se confiscaron las coronas y manzanas de plata que servían de adorno a los rollos de la Tora y los brocados y las co­berturas, con el fin de compensar las pérdidas que la Corona y la Iglesia habrían de afrontar al no poder dis­poner de ahí en adelante de los impuestos que pagaban los judíos. Los deudores cristianos dejaron de pagar las deudas a los judíos, mientras que a estos se les exigía que les pagaran las suyas a los cristianos…

De la judería de Alfaro que no rebasaría el centenar de miembros, se tienen ya las primeras noticias en 1290, como una de las más pequeñas de la diócesis de Calahorra. En tiempos cercanos a la expulsión, la jude­ría alcanzó el número de 400 personas, equivalente al ocho por cierto de la población total de la villa. Acerca de la ubicación del barrio, cuando se estableció que los judíos vivieran todos juntos, se sabe que él se encontra­ba en las faldas del monte de Tambarria, en cuya cum­bre se encontraba antiguamente la iglesia de San Miguel, así como el castillo. Tanto la sombra de la iglesia como la del castillo podrían proporcionarles a los judíos la pro­tección necesaria ante las repetidas persecuciones que tuvieron que padecer, de modo semejante al de sus her­manos de otras aljamas de La Rioja. La existencia de al­gunas calles denominadas Trina y Santísima Trinidad pueda aportar algún dato acerca de la verosimilitud de la ubicación del barrio judío en ese lugar, en el que es posible que también se hallara la sinagoga. A ella hace referencia un documento en el que se expresa lo siguien­te: «En la parte que dizen la quadrilla de la Cascajoza, donde solía estar antiguamente la sinoga de los judíos».

De la judería de Arnedo hay documentación precisa ya desde el año 1178, en el que se asegura que uno de los merinos de la villa era «don Cahac el iudio». Poste­riormente se refiere que esta judería, una de las más pe­queñas de La Rioja, no sobrepasaba las 150 personas, lo que supondría en torno al diez por ciento de la pobla­ción. Acerca de la localización del barrio judío son muy imprecisos los datos. Hay quienes están convencidos de que la calle Enebro podría contener referencias hebreas y, por tanto, ser parte de la judería. No se sabe nada so­bre la localización de la sinagoga, aunque ella está sufi­cientemente documentada. De la existencia de la Hoya del Judío deducen algunos que en ese lugar estaría el cementerio, aunque esta teoría no es compartida por la mayoría de los historiadores locales. Tal lugar se encuen­tra en la carretera que conduce a Grávalos. De otros lu­gares o servicios relacionados con la judería no queda huella alguna en Arnedo.

***

La iglesia de San Miguel de Alfaro está construida en ladrillo sobre basamento de piedra sillar. Tiene tres na­ves y sus torres son de cuatro cuerpos con chapiteles que encuadran una gran fachada clasicista. El retablo mayor tiene imágenes y lienzos barrocos. Entre la imaginaria destaca una valiosísima Dolorosa de Juan de Mena. La iglesia parroquial de Santa María del Burgo es mezcla de estilo barroco y clasicista. Tienen gran valor los lien­zos barrocos de los siglos xvn y xvni. Otras iglesias dig­nas de ser visitadas son las ermitas de San Roque, la vie­ja del Burgo, la del Pilar y el convento de los Trinitarios.

En Arnedo hay que visitar la iglesia de San Cosme y San Damián, con muchas obras de arte. El retablo cen­tral es una auténtica joya y en él se hallan los bustos de San Cosme y San Damián, que son los que los navarros y riojanos se disputan en la procesión de cada 27 de sep­tiembre. La Virgen del Vico data del siglo xi y tieneun rico ajuar de 19 mantos bordados en oro. La iglesia de Santo Tomás es del siglo xvi. El monasterio de Vico se halla a pocos kilómetros y fue fundado en 1456. La igle­sia de Santa Eulalia es del mismo tiempo y llama la aten­ción su estructura con cúpula.

 

 

Etiquetas: ,

 
 

Sobre el autor

Más artículos de

 

 
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación y recopilar información estadística. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
Más información sobre cookies