Baleares

 

Los judíos se identificaron con Palma de Mallorca —la «ciutat» por antonomasia— con verdadero relieve a lo largo de capítulos muy importantes de su historia. La España judía alcanza en Palma cotas valiosas de con­sideración y estima. No es explicable Palma sin la tan numerosa y activa presencia judía que perduró tanto tiempo en los chuetas. En el tesoro de la catedral se guar­da un precioso rimmonium de plata con inscripciones hebreas. La iglesia de Monte Sión es conocida como la iglesia del Cali. Una vez más, los jesuítas se aposentaron también aquí en edificios que tuvieron estrecha relación con los judíos. La imagen de San Raimundo Llull se hace presente con su acentuada capacidad y actividad predi­cadoras.

 La dama del Mediterráneo
(Baleares – Mallorca)
http://youtu.be/JQvDFuEH1FI

Palma de Mallorca

Fueron muchos y muy inteligentes los rabinos y talmudistas que nacieron o vivieron en Mallorca. Tam­bién fueron muchos y muy célebres los médicos judíos, así como los astrónomos. Unos y otros hicieron de su judería una de las más famosas de España y su cali uno de los que perduran hasta hoy con caracteres más es­pecíficos. Del Llibre de Paraules de Savis e de Filósofs, compendio realizado por el judío gerundense Jafudá Bon-senyor hacia 1293, extractamos estos consejos: «Hablar bien, es hacerlo con gran acierto en pocas palabras». «Decía el sabio: hablar bien es callar cuando no es conveniente hablar». «Nada es tan digno de compasión como un sabio sometido a un necio». «Todos se quejan de este mundo, pero nadie quiere abandonarlo». «Dijo el sabio: rogad a Dios que os guarde de las malas mujeres y guar­daos vosotros de las buenas».

Es posible que los judíos de Palma habitaran dentro de la Almudaina en la dominación musulmana. En la calle de Santo Domingo vivieron también judíos. Pero a partir de 1300 cuando alcanzaron a ser unos 5.000 fue­ron obligados a vivir en un solo barrio en torno al cual se fue construyendo un muro. El recinto ocuparía las calles del Sol, plaza del Temple, Viento, Crianza, Pelete­ría, Montesión, Seminario, plaza de Santa Fe, Torre del Amor, Baluarte del Príncipe, Calatraba, Bala Roja, Monserrat, San Alonso, Plaza de P. Blanquer, convento de Santa Clara…

Parece cierto que fueron cuatro las sinagogas existen­tes en Palma, aunque no todas simultáneamente. Una pudo haber estado en la hoy desaparecida iglesia de San Bartolomé, solar que ocupó después el Banco de Espa­ña. La sinagoga que con más seguridad está localizada en la actualidad es la que se encontraba en lo que es la iglesia de Monte Sion, antes dedicada a Santa María de Monte Sión, conocida como la iglesia del Cali. Los jesuí­tas adquirieron estos terrenos en 1571 y edificaron su colegio y su iglesia, con lo que una vez más, y misterio­samente, se encuentra a los jesuítas ocupando lugares en los que antes se asentaron los judíos. De la escuela-sina­goga-casa de oración privada, conocida como escuela judaica de Astruch Xibilí y de otra llamada «nueva» se desconoce su localización, aunque se hacen referencias al seminario y a la calle de Montserrat o de las Escue­las… Consta que el Cali Major fue saqueado en 1391 y su abandono hizo crecer otro más pequeño ubicado entre las calles Argentería, Jaume II y Sant Bernabeu.

También hay constancia de tres cementerios, uno de ellos, con posible ubicación en la Puerta Pintada. Se cree que los baños árabes tan famosos, no son árabes, sino judíos. En el tesoro de la catedral se guarda un precioso rimmonium de plata con inscripciones hebreas. Es fama que el llantoner, o lámpara de velones de la catedral, pro­cedía de una sinagoga. Preciosas ketubbat en pergamino se conservan en el Archivo del Reino de Mallorca. Es obligada la mención a los chuetas, cuyo barrio se identi­fica con los aledaños de la Iglesia de Santa Eulalia y ca­lles de la Argentería o Platería, Vidriería, Bolsería y San Miguel.

En la ruta turística por la ciudad —ciutat— hay que ver el ayuntamiento en la plaza de Cort, con su fachada del siglo xvn y la torre de la campana En Figuera, con buenas obras de arte. El Teatro Principal está instalado en la antigua Casa de Comedias. El Born es el paseo más y mejor «paseado» de la ciudad. La Lonja es muestra in­equívoca y bella de gótico civil, antigua sede del órgano de gobierno del colegio de mercaderes y sala de contra­tación. Merece especial atención la imagen de Ángel de la Mercadería y la escultura de la Virgen con el Niño. S’Hort del Rei es un interesante jardín, ubicado en lo que fuera en tiempos de la dominación musulmana los jar­dines de la Almudaina. Destacan diversas esculturas. La Almudaina fue un palacio real cuya construcción comen­zó en el siglo x. Hay una curiosa torre de las Cabezas en la que eran expuestas las de los ejecutados. Su museo es digno de admiración. En el Patio del Rey se encuentra la capilla de Santa Ana, de estilo gótico. En la calle Morey se halla Casa Oleza con patente, influencia italiana, co­lumnas barrocas y patio con decoración plateresca.

La catedral fue edificada sobre una mezquita árabe y es uno de los templos góticos más bellos existentes en la cristiandad. Su emplazamiento es además fantástico. Son de gran belleza las puertas del Mirador y de la Almudaina. Destacan en su interior las capillas de la Trinidad y la Mayor o Real. También la influencia de Gaudí se dejó sentir mediante una reforma que efectuó en ella. Los tres rosetones de la cruceta hacen presente la luz del Medite­rráneo y constituye todo un espectáculo. Además de la catedral, otras iglesias reclaman atención turística, tales como las de Santa Eulalia, de la Cruz, San Miguel, So­corro, del Temple y Montesión, sinagoga que fuera ocu­pada por los jesuítas en 1561. El castillo de Bellver, en­tre un bosque de pinos, es monumento muy característico y con más historia de Palma, con su torre del Homenaje, galería circular y Museo Municipal de Historia.

La ruta turística por la isla tendrá otros puntos de interés, como Calviá, Andraitx, Valldemosa, Deiá, Soller, Alcudia, De Arta y Del Drach, Llucmajor, Inca, Manacor…

Las islas de la luna
(Baleares – Menorca, Cabrera, Ibiza y Formentera)
http://youtu.be/mxqaeVekX28

 

 
 
 

Sobre el autor

Más artículos de

 

 
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación y recopilar información estadística. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
Más información sobre cookies